El hilo conductor de las QUEJAS - Blog c2p - Pinoso, información de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso

Vaya al Contenido

El hilo conductor de las QUEJAS

Pinoso, información de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso
Publicado por en Artículo ·
La queja no es más que una sensación de dolor, de pena o sentimiento. La queja no deja de ser una insatisfacción de una percepción o de un hecho determinado. A la queja se le utiliza bien, para expresar el sentimiento de un dolor persistente que se prolonga en el tiempo sin que se encuentre una solución para aliviar o exterminar el mismo, o bien como una estrategia que persigue un objetivo interesado.

Hoy parece que esté de moda quejarse de todo y, sin embargo, no todo el mundo tiene fundamentada su queja. Pocos de los que se suelen estar quejándose todos los días saben explicar las raíces de las causas de estas. Las quejas tienen valor cuando las causas han echado raíces y estas hacen que se sostengan, sin embargo, cuando las quejas no tienen unas causas bien determinadas y, además, no tienen raíces para que las sostengan, con el tiempo pierden fuelle. Las personas que son portadoras de este tipo de quejas, igualmente, con el tiempo, pierden, lamentablemente, su propio crédito personal.

Las quejas, tanto cuando son una expresión de un dolor interminable, como cuando estas forma parte de una estrategia que solo pretenden lograr su objetivo personal, no dejan de tener un hilo conductor que permite ir analizando las diferentes etapas de la mismas.

Uno de los puntos más negativos e importante que tienen las quejas es que estas, en buena parte de ellas, son contaminantes. Una queja siempre encuentra fácilmente a alguien que se sume a la misma. La contaminación no deja de ser una herramienta estratégica para conseguir, por suerte, los objetivos de una masa minoritaria, cuando en lugar de esta se convierte en mayoritaria, los problemas que emanan son como la lava de un volcán, lo arrasa todo.

Las quejas han pasado por muchos campos de batalla, desde que eran sin más rechazadas, porque aquí “se hace lo que yo diga y si no te interesa ya sabes” ¿conocen esta expresión? Hoy gracias a muchas décadas de lucha y, a la evolución psicológica de las personas, como mínimo se les escucha y en muchos de los casos, hasta se les atiende y se les brinda soluciones.

Todas las empresas que se precien tienen diferentes canales para incentivar y rescatar las quejas. Cuando a las QUEJAS se les da una buena acogida y se analizan las causas que dan lugar a ellas, son capaces de transformar los problemas en oportunidades de mejora. Solo en ese caso, no dejan de ser una de las mejores herramientas para satisfacer, corregir y mejorar.

Hay empresas u organizaciones que tienen “lanzaderas estratégicas de quejas”, bien para detectar a las personas insatisfechas que tienen o deben tener una gestión especializada o bien, para captar críticas y motivos de bajos rendimientos por quienes tienen que ejecutar nuevas metodologías que no han sido consensuadas por ellos.
 
Las quejas son el “TRONO”, a él solo se puede llegar por el camino de las insatisfacciones, es decir, por el hilo conductor. Las insatisfacciones, cuando están lo suficientemente justificadas y tienen la suficiente solidez, pasan de ser estas a una NECESIDAD y cuando las quejas no se solucionan y algunas llegan a obtener esta titulación, estas por aquello, de que las necesidades no se discuten, deben de atenderse y solucionarse urgentemente.

Cuando en una familia, empresa u organización el número de quejas que se registran representan el 50% del total de las insatisfechas o se dan soluciones o pronto, por la Ley del contagio, llegaran a más del 75% Cuando esto ocurre, la solución de esta mayoría es hacer explotar la percepción de su problema o su propio problema pendiente de solucionar. Una vez explotado pasa lo de siempre, se cambia el líder y su modelo de liderazgo y, el ciclo, apoyándose en la esperanza, vuelve a empezar hasta que nos volvamos a “Dormir”

Conclusión, El hilo conductor de las QUEJAS empiezan en las satisfacciones, por lo tanto, en un orden de prioridades, debemos analizar, razonar, justificar y solucionar muy bien antes las insatisfacciones que las quejas. Las QUEJAS se fundamentan en cualquier variante de las insatisfacciones. Ambas cuando se solucionan a tiempo, fortalecen la convivencia y multiplican la motivación, la competitividad y los resultados.

El secreto para evitar las insatisfacciones o quejas radica en ser sabios para encontrar el hilo conductor y las raíces de las causas tanto, de las insatisfacciones como de las quejas y, sobre todo, saber encontrar a tiempo la SOLUCIÓN JUSTA Y APROPIADA al dimensionamiento de la insatisfacción o queja.


Pinosoc2p.net
03650 PINOSO (Alicante) Spain
Reservados todos los derechos            



Created with WebSite X5
Regreso al contenido