Libélulas de Pinoso.1 - Informacion de Pinoso. Noticias diarias de Pinoso

Vaya al Contenido

Libélulas de Pinoso.1

Cultura
160913 LIBÉLULA ORTHETRUM COERULESCENS:

Es una libélula de tamaño medio (3,6-4,5 cm. de longitud), siendo la más pequeña del género Orthetrum. Machos de color azul y hembras pardoamarillentas (especie muy parecida a Orthetrum brunneum, que es ligeramente mayor. Aparece en la mayor parte de Europa, aunque es más común en los paises del sur. También ocupa toda la península Ibérica así como las islas Baleares. En la Comunidad Valenciana ocupa diversas localidades de las tres provincias, entre el nivel del mar y  los 1.000 metros de altitud, entre los meses de mayo y octubre, si bien es más raro o escaso cerca de la costa y más común en localidades de interior. Tiene una mayor preferencia por aguas de corriente lenta, sobre todo pequeñas acequias o arroyos bien poblados de vegetación ribereña, mientras que su congénere Orthetrum brunneum prefiere arroyos o cursos de agua algo más abiertos y anchos. De todos modos, coerulescens, más ocasionalmente, también puede aparecer en medios de aguas estancadas.

En el sur de Alicante no parece ser muy común, debido a la ausencia de pequeños arroyos, sin embargo, sí aparece en algunos puntos muy concretos, por ejemplo en el barranco de Aguamarga, situado entre Alicante y el Bacarot, que desemboca en el mar frente a la Oami. Se trata de un barranco de aguas salobres poblado de un denso carrizal donde aparece esta especie y otras (por ej. Ceriagrion tenellum y otros…). También es común en el continuo rio Verd-Montnegre-Sec así como en el entorno del embalse de La Pedrera, principalmente en el canal que recoge el agua del aliviadero de la presa del pantano, donde coincide con otras especies del género Orthetrum que precisan de este tipo de aguas corrientes.

En Alicante aparece en todos aquellos puntos con un hábitat idóneo, con riachuelos o acequias de aguas limpias poblados de vegetación acuática, tanto del sur provincial como de la zona norte, donde estos medios son más comunes.

En Pinoso, es una especie presente tanto en el humedal del Prado como en el canal del Rodriguillo, que transporta las aguas depuradas de la población de Pinoso. En este canal solo es común cuando presenta zonas abiertas, libre de parte de la vegetación acuática; sin embargo en el humedal de El Prado, es una especie muy común en la pequeña acequia poblada de abundante vegetación en sus orillas (mínimo de 40 exs. en 100 metros), básicamente entre la carretera que divide el paraje y sus dos olmedas
300515 Libélula CROCOTHEMIS ERYTHRAEA:

Libélula de tamaño medio (3,5-4,5 cm.), que presenta un claro dimorfismo sexual, con machos muy llamativos de un intenso color rojo escarlata y una mancha naranja en la base de las alas. Las hembras son pardoamarillentas y la mancha de la base de las alas es amarilla. Ambos poseen la parte inferior de los ojos de color azul. Presenta dos generaciones anuales que vuelan de abril a final de octubre, e incluso mediados de noviembre si el tiempo es bueno. En Europa es una libélula circunmediterránea y centroeuropea. Es común en toda la Comunidad Valenciana así como en la provincia de Alicante.

Es frecuente observarlas tanto en vuelo como descansando en los posaderos en los hábitats acuáticos donde viven, generalmente de aguas estancadas o de corriente lenta, tanto en aguas limpias como con cierto grado de eutrofización.

La cópula de esta especie es muy rápida y se realiza inicialmente en vuelo y finaliza en un posadero, pero tan rápida que dificulta poder fotografiarla. Después la hembra realiza la puesta de los huevos en solitario, golpeando con el abdomen en la superficie del agua, mientras es vigilada por el macho.

En Pinoso es una libélula común, principalmente en el humedal del Prado así como algo más rara en el tramo final del canal del Rodriguillo. Aparece tanto en las pequeñas acequias como en las balsetas. Puede confundirse si no se está muy atento con ejemplares del género Sympetrum. Esta especie así como algunas otras del género Orthetrum, suelen ser ocasionalmente capturadas y devoradas por la libélula más grandota, Anax imperator.


15 Febrero 2015 LIBÉLULA Sympetrum fonscolombii

Ésta libélulas es la más común y abundante de nuestras libélulas (quizás junto al caballito del diablo Ischnura elegans, al menos en la provincia de Alicante). Está incluida en el género Sympetrum, junto con otras como Sympetrum striolatum y Sympetrum sinaiticum, de tamaño y coloración muy parecida. Sympetrum fonscolombii presenta dimorfismo sexual, con machos rojizos y hembras pardoamarillentas. Los machos presentan además manchas rojizas en la base de las alas mientras que en las hembras son amarillas y de menor tamaño; ambos sexos presentan la mitad inferior de los ojos azules. Miden 3,5-4 cm de longitud y unos 5,5-6 cm de envergadura. Un rápido desarrollo larvario le permite la aparición de varias generaciones anuales, que vuelan entre los meses de marzo a finales de noviembre, aunque en las zonas más costeras del sur de Alicante pueden verse algunos ejemplares en diciembre y enero. Prefiere aguas estancadas, apareciendo en pantanos y embalses, charcas y lagunas, así como deposita los huevos incluso en campos de cultivo regados a manta. Las puestas se realizan en tándem, volando la pareja sobre el agua y ovopositando rozando la hembra la superficie del agua con el extremo del abdomen. Los machos son muy territoriales, teniendo peleas entre ellos. Ocupa principalmente los paises de la cuenca mediterránea, alcanzando el centro de Europa, llegando incluso en las islas Británicas hasta Escocia. Generalmente alcanzan estos paises más norteños como consecuencia de fenómenos migratorios de estas libélulas, habitualmente a partir de finales de mayo.

En la provincia de Alicante es una especie común en la mayoría de humedales de aguas estancadas, aunque se produce un gran aumento de su población en los meses del final del verano y otoñales, coincidiendo principalmente con episodios de intensas lluvias que se producen en esta época, pudiendo llegar incluso a ser superabundante.

En Pinoso es una especie común y regular, pero no especialmente abundante. De hecho, es solo un poco más abundante que las especies más próximas Sympetrum striolatum o Sympetrum sinaiticum en algunos medios como el canal del saladar del Rodriguillo o en el humedal de El prado y se hacen algo más numerosos desde mediados de agosto a octubre y va bajando en noviembre. De todos modos, en algunas grandes balsas situadas, por ejemplo, en La Caballusa o entre El Lel y El Paredón sí son bastante más abundantes, especialmente a finales del verano y los meses otoñales. Incluso he podido ver algunos ejemplares en diciembre, en pequeño encharcamiento de una vieja balsa de La Centenera, ovopositando al mediodía de un día especialmente cálido. Tampoco es raro observar varios ejemplares en lo alto del Cabeço o, con fuertes vientos, en las zonas más altas del Monte Coto, resguardadas del viento en aquellas zonas protegidas de éste.

En algunas grandes balsas situadas en término de Murcia, entre las poblaciones de Pinoso y Yecla, Sympetrum fonscolombii, junto con Trithemis annulata, son las dos libélulas más abundantes con diferencia de estos medios acuáticos artificiales. Otro hábitat diferente y menos apropiado para la especie, como son las aguas corrientes del vecino río Chícamo, en su cabecera Sympetrum fonscolombii es una especie, sin embargo, escasa.
11 de Enero 2015 Libélula Anax imperator:


Es una de las libélulas más grandes de nuestro entorno, con 8 cm. de longitud y 11 cm. de envergadura, que presentan un tórax verde claro y un abdomen de color azul en los machos y verdoso o verdeazulado en las hembras. Posee un amplio periodo de vuelo, entre los meses de abril y octubre. Es una especie especialmente ligada a medios acuáticos de aguas estancadas, si bien también puede presentarse en rios y riachuelos de corriente lenta, especialmente en aquellos tramos más tranquilos o en zonas marginales apartadas de la corriente. Desde el nivel del mar hasta altitudes por encima de los 1.000 metros.

Los machos son territoriales y vuelan de forma constante patrullando su territorio para expulsar a otros machos e incluso tienen enfrentamientos con otras libélulas grandotas, como Anax parthenope. Posee una amplia distribución en medios adecuados de toda la Comunidad Valenciana. En la provincia de Alicante probablemente es algo más escaso en los humedales más costeros, haciéndose más común y abundante hacia el interior de la provincia.

En Pinoso, es una especie común y regular en el humedal del Prado, sobrevolando toda la zona aunque, sobre todo, en las balsas de los fartets y en la balsa final. Las hembras ovopositan en solitario en todos los medios, tanto en las balsas como en las pequeñas acequias. También es común en el canal del Rodriguillo, especialmente en el tramo final ya cerca del límite con el término de La Algueña, en las zonas que presentan aguas más abiertas y una vegetación menos densa. Es un formidable depredador, que captura una amplia gama de insectos que pululan en los medios acuáticos, incluso algunos ejemplares tienen una mayor afición a incluir en su dieta otras libélulas de menor tamaño, por ejemplo Crocothemis erythraea o ejemplares del género Orthetrum o Sympetrum.
2 Diciembre'14 LIBÉLULA SYMPETRUM SINAITICUM :

Libélula de tamaño mediano, que presenta dimorfismo sexual, com machos rojizos y característica raya negra en el lateral de los primeros segmentos abdominales; las hembras son amarillentas o amarillo-anaranjadas con definidas rayas negras en el lateral de todos los segmentos abdominales.

Presenta una curiosa distribución espacial, con colonias en Oriente Medio, norte de África (Túnez y Libia) y sur y este de la península Ibérica.

La emergencia de los ejemplares jóvenes se produce a principios del verano, pero los adultos no se muestran claramente hasta finales del verano y, sobre todo, en los meses otoñales. Los machos patrullan y se posan en las inmediaciones del agua, quedando las hembras más apartadas del agua para evitar el intenso acoso de los machos. Las puestas se producen en tándem, rozando las hembras la superficie del agua con el extremo del abdomen.

En la Comunidad Valenciana aparece desde el nivel del mar hasta los 800 metros de altitud. Ocupa tanto aguas estancadas como acequias y arroyos de corriente lenta y poca profundidad. Sin embargo, en el libro de referencia sobre las libélulas de nuestra Comunidad, “les libél.lules de la Comunitat Valenciana”, los autores solo la encuentran en Castellón y Valencia, aunque sí comentan la posibilidad de su presencia en la provincia de Alicante. Y, efectivamente, así es, Sympetrum sinaiticum aparece principalmente en humedales del interior de la provincia, por ejemplo en el tramo alto del río Vinalopó, a su paso por Banyeres de Mariola, y algunas zonas de Villena, así como en Pinoso.

En los humedales de nuestro término municipal es una especie común, tanto en el humedal de El Prado como en el canal del Rodriguillo a su paso por el saladar del Rodriguillo, en aquellos tramos más abiertos, e incluso en las márgenes de alguno de los barrancos del Cabezo, que presentan surgencias de aguas hipersalobres (aunque aquí no pueden reproducirse). En El Prado se observan algunos ejemplares jóvenes recién emergidos en fechas entre el 20 de julio y principios de agosto, pero los adultos solo se hacen regulares a partir de finales de agosto y, sobre todo, en septiembre y octubre, decayendo su presencia en noviembre, aunque todavía puede verse algún ejemplar hasta mediados de dicho mes, dependiendo todo ello de las condiciones meteorológicas.

En nuestro entorno próximo, es muy escaso o raro en la cabecera del río Chícamo, con apenas algún ejemplar ocasional. Es más numeroso, sin embargo, en término municipal de Yecla, por ejemplo en una serie de balsas conectadas por una pequeña acequia procedente de un pozo situado en La Hoya, en la falda de la cara noreste de la sierra del Serral, así como en una balsa situada en la Fuente del Pinar. Incluso, más lejos, algunos ejemplares regulares en la entrada de Almansa, en el paraje de La Mearrera o Arroyo de los Molinos. En Alicante, no es una especie que alcance la costa o los grandes humedales del sur, sin embargo, en octubre de 2014 localizo varios ejemplares en las lagunas de Rabasa, localidad muy cercana ya a la costa, presencia quizás fruto de una ampliación de su área de distribución provincial.

1-10-14 Libélula Trithemis kirbyi.


Los efectos del cambio climático y sus consecuencias sobre el calentamiento global del planeta son cada día más evidentes, con múltiples repercusiones sobre diferentes grupos faunísticos. Por ejemplo, entre las aves, algunas especies del norte de Europa que invernaban en la península Ibérica paulatinamente se quedan a invernar en la mitad norte o directamente invernan en centroeuropa; también muchos paseriformes migrantes llegan antes a sus zonas de reproducción en Europa. Entre las libélulas, en las últimas décadas varias especies de libélulas africanas han llegado a la península Ibérica y, en la actualidad, son libélulas comunes y habituales en nuestro medio. De este modo, llegaron Brachytemis leucosticta, Orthetrum trinacria o Trithemis annulata. La última especie en llegar ha sido Trithemis kirbyi, con el primer registro europeo realizado en la isla de Cerdeña en 2003; sin embargo, hay que esperar a junio de 2007 para que fuera observada por primera vez en España, concretamente en la provincia de Málaga por Chelmick y Pickess, y extendiéndose rápidamente por toda la comunidad andaluza, observándose en 2012 en Murcia, Comunidad Valenciana (Castellón y Valencia), Aragón y Cataluña; también en Extremadura y en 2013 es detectada en Castilla La Mancha. Finalmente, en 2014 es registrada en la provincia de Alicante (Pinoso) y en el término municipal de Yecla.

Trithemis kirbyi es un anisóptero africano, de tamaño pequeño-mediano, que se extiende además del continente africano, también por Asia Menor y el subcontinente indio. Presenta un evidente dimorfismo sexual, con machos de un intenso color rojo, que presenta amplias y llamativas manchas de color naranja en el tercio proximal de las cuatro alas. Son realmente inconfundibles, aunque en neófitos podría presentar “ciertas  dificultades” para diferenciarlos de los rojos machos de Crocothemis erythraea, Sympetrum sp. o Trithemis annulata, aunque la verdad es que el intenso naranja de sus manchas alares no permiten ninguna duda, tanto si están posados como en vuelo. Las hembras, más discretas, tienen el cuerpo pardoamarillento o de un naranja apagado, con algunas rayas oscuras en el abdomen, y las manchas alares son de color ambar y de menor tamaño que en los machos. Tanto machos como hembras presentan pterostigmas negros y la mitad inferior de los ojos de color azul.

Los hábitats que ocupa esta nueva libélula son, en general, pequeños cuerpos de agua estancada o remansada, con escasa o nula vegetación en sus orillas, junto con la presencia de rocas en ellas; de este modo, aparece en ríos y arroyos que presentan charcas o pozas con el estiaje, estanques y acequias cementadas. Incluso puede aparecer en zonas más humanizadas utilizando piscinas o fuentes de zonas ajardinadas. De todos modos, también puede aparecer en riachuelos de corriente muy lenta, con orillas libres de vegetación y un lecho rocoso.

La primera observación para la provincia de Alicante se produce el 9 de agosto de 2014 en término municipal de Pinoso, concretamente en el humedal de El Prado, tratándose de un macho adulto que vuela y se posa en el borde cementado del tramo final de la acequia que conduce las aguas hasta una balseta con un borde rocoso y cementado, apto para esta especie, como posteriormente se ha comprobado. Seis días más tarde había además del macho anterior, una hembra en la misma zona, comprobando como copulaban (cópula bastante rápida, por cierto) y posteriormente la hembra hacía las puestas en solitario rozando el final del abdomen en el agua de la acequia, vigilada muy de cerca por el macho, con una nueva cópula unos minutos más tarde. A final de mes se observan ya 3 machos diferentes y la hembra; al poco la hembra desparece, quedando denifitivamente hasta 4 machos, que se mueven en la acequia y balseta final, así como uno de los machos se desplaza a otra pequeña balseta que está siendo remodelada, a unos 80-100 metros de distancia.

Casi coincidiendo con la presencia de Trithemis kirbyi en Pinoso, apenas unos días más tarde, el 25 de agosto, se observan de 8-10 exs. en término municipal de la vecina población de Yecla, concretamente en unas balsas y pequeña acequia que las conecta, y transporta el agua de un pozo situado en el paraje de La Hoya, en el piedemonte noreste de la sierra del Serral.

10-09- 14 Libélula Calopteryx haemorrhoidalis.


Este es uno de los caballitos del diablo más fáciles de diferenciar, debido a su mayor tamaño, poseer unas alas más grandes y anchas, así como poblar las riberas de los ríos, donde suele ser una especie común y abundante, junto a la realización de vuelos entre sus posaderos, que nos llaman rápidamente la atención. Presenta dimorfismo sexual, con machos que presentan alas negras casi en su totalidad, un cuerpo marrón o negro-bronceado, con una característica mancha rojiza en la zona distal e inferior del abdomen (de ahí lo de haemorrhoidalis). Las hembras no poseen dicha mancha rojiza al final del abdomen y sus alas son marrones, con una zona más o menos negra solo en su tercio más distal.

Si en la mayoría de las cópulas entre los caballitos se debe a la literal captura de la hembra por parte del macho para copular, en esta especie los machos, territoriales, realizan junto a las hembras unos vuelos ritualizados para comprobar si están receptivas, en cuyo caso las hembras aceptarán la unión. Posteriormente, la hembra, en solitario, realiza la puesta de los huevos en la vegetación acuática.

Es una especie característica de aguas corrientes, poblando las riberas de los ríos y arroyos de corriente lenta, donde suele ser una especie común e incluso abundante. En la Comunidad Valenciana vuela entre abril y octubre, prácticamente desde el nivel del mar hasta altitudes cercanas a los 1.000 metros.

En Alicante, podemos encontrarle tanto en riachuelos de aguas limpias (cabecera del río Vinalopó o el riu Verd, a su paso por Tibi, el río Algar u otros pequeños cursos de agua del norte de la provincia), así como en algunos tramos con aguas moderamente eutrofizadas (río Seco a la altura de Muchamiel); más escaso en algunos ullales o surgencias, por ejemplo en el parque natural de El Hondo. Otras poblaciones cercanas a Pinoso las encontramos en el nacimiento del río Chícamo o a la entrada de la población de Almansa, en el paraje de la Mearrera o Arroyo de Los Molinos. La especie, aprovechando corredores biológicos acuáticos o como consecuencia de fuertes vientos, puede aparecer ocasionalmente en cuerpos de agua no habituales o bien en lugares curiosos. Así, un día, al entrar en mi instituto de San Vicente del Raspeig, localizo un ejemplar volando por los pasillos (igual no encontraba su clase, ja, ja, ja...), capturándolo con cuidado y sacándolo a la calle a ver si encontraba el norte. Un rato más tarde, nuevamente había entrado. La verdad es que ese día y los anteriores habían sido particularmente ventosos y tampoco estamos muy lejos de su población más próxima, situada en el continuo ríu Verd-Monnegre-Sec, donde su presencia es común.

Como consecuencia de estos movimientos divagantes, la especie ha sido observada en diferentes ocasionesen Pinoso, principalmente en las limpias y corrientes aguas del humedal del Prado y, más raramente, en el tramo final del canal del Rodriguillo, donde coincide con la rambla procedente del Cabezo de la Sal. Suelen ser observaciones ocasionales de algún ejemplar solitario, generalmente machos, pero no todos los años. Sin embargo, en 2014, se llegar a observar hasta 3 exs. diferentes, inicialmente hubo una hembra en junio-julio y algunos días más tarde, a principios de agosto había dos machos más o menos juntos, con pequeñas peleas, fruto de su característica territorialidad. De todos modos, finalmente desaparecieron. Esperemos que algún año coincidan aquí algún macho con alguna hembra y puedan reproducirse y dar lugar a una mínima población estable.


Nota: Este año de 2014 incorporamos 3 nuevas especies de libélulas a las 25 que teníamos recogidas hasta el momento en el término municipal de Pinoso, completando un total de 28 especies. Estas últimas incorporaciones son Sympecma fusca (comentada anteriormente), Trithemis kirbyi y Aeshna cyanea.

12-07-14 Caballito del diablo ERYTHROMMA LINDENI: Se trata de otro caballito cuyos machos presentan una coloración azul, con manchas negras en forma de punta de flecha o de lanza en el dorso de varios segmentos abdominales. Las hembras, de colores variables, pueden ser amarillentas, verdosas o azuladas, con una banda oscura en el dorso de los segmentos abdominales. Es una especie que habita aguas estancadas o de escasa corriente. Su periodo de vuelo se extiende entre abril y septiembre. En la Comunidad Valenciana ocupa masas de agua entre el nivel del mar y los 800 metros de altitud, aunque no suele ser especialmente abundante en los medios que ocupa. No es una especie muy exigente respecto a la densidad de la cobertura vegetal de las orillas así como en la calidad de las aguas, pudiendo aparecer incluso en aguas ligeramente eutrofizadas. Los machos permanecen posados en la vegetación emergente o vuelan a ras de agua en busca de hembras, a las que capturan, copulando con ellas y depositando los huevos en támden (también, a veces, la hembra en solitario) sobre la vegetación acuática, no siendo raro que la hembra se sumerja completamente e incluso arrastre al macho bajo el agua.
En Alicante ocupa tanto medios naturales como artificiales, pues se adapta bien a las balsas de riego más antiguas, con lechos cubiertos de grava, que permiten el desarrollo de una mayor biodiversidad. Aparece, por ejemplo en las zonas donde el agua discurre más lenta o aparecen pozas o “tolls” en el río Algar, el río Amadorio a su paso por Relleu, en la cabecera del barranco de La Encantada, en la cabecera del río Vinalopó (Molí de L´Ombria, en Bañeres de Mariola) y en diversos puntos de la geografía alicantina donde haya balsas idóneas; asimismo, en julio de 2014, localizo varios exs, en los Hondos de Rabasa.

En Pinoso, la especie solo fue detectada en una vieja balsa del paraje de La Centenera, en junio de 2011, que mantenía una lámina de agua muy somera y donde se habían desarrollado pequeñas manchas de carrizal y macrófitos. Al parecer, cazadores del entorno mantenían la lámina de agua para favorecer a diferentes especies cinegéticas, quedando desecada a partir de 2013. En las “proximidades” de Pinoso, tan solo encuentro algún ejemplar en término municipal de Yecla (Fuente del Pinar y “graveras” cercanas).

8 de Mayo'14 Libélula Sympecma fusca

Caballito del diablo de color marrón claro, con manchas dorsales más oscuras, que le permite mimetizarse con mucha facilidad. La coloración es similar en ambos sexos. Es una especie típica de aguas estancadas o de riachuelos de aguas lentas o que presenten encharcamientos en las zonas marginales. Es la única libélula de la península Ibérica que hiberna en su fase adulta. Con la llegada del mes de marzo, los adultos que han superado el invierno se dedican a solearse y reproducirse en estos meses primaverales. Realizan las puestas en tándem sobre la vegetación acuática emergente o flotante. Las larvas acuáticas se desarrollan rápidamente, emergiendo a partir de los 2-3 meses siguientes una nueva generación.

En Pinoso, apenas tengo una sola observación, de un macho, a finales de marzo de 2014 en el humedal de El Prado, lo cual significaría ser la tercera localidad alicantina donde se localiza a esta especie. De hecho, Sympecma fusca no aparece citado para la provincia de Alicante en el libro de referencia, “les libél.lules de la Comunitat Valenciana” (2006). Con posterioridad se localizan un par de ejemplares durante los meses de marzo, de años diferentes, en el paraje natural municipal del Clot de Galvany. En 2013, en compañía de mi buen amigo Luis Fidel, localizamos varios individuos durante el mes de abril, en el Pantanet de Relleu, aprovechando la presencia en él de unos buenos niveles de agua.

Es posible que algunos caballitos del diablo tengan una mayor capacidad de colonizar nuevos cuerpos de agua, a pesar de estar lejos de sus poblaciones habituales o utilizar diferentes corredores biológicos acuáticos (balsas, arroyos temporales u otros...), como pone de manifiesto la presencia en Pinoso de Sympecma fusca o la presencia de 3 machos de Coenagrion mercuriale el 19 de abril de 2014, también en El Prado. Estos tres últimos ejemplares también amplian la presencia de esta especie en Pinoso, ya comentada anteriormente.

En el entorno próximo de Pinoso, tampoco es habitual Sympecma fusca, aunque en la Fuente del Pinar, situada en término municipal de Yecla, y en “graveras” próximas, es una especie común. También aparece algún ejemplar a la entrada de Almansa, en el paraje de La Mearrera o Arroyo de Los Molinos.

13 Marzo'14 CABALLITO DEL DIABLO Enallagma cyathigerum:

Esta especie se caracteriza por machos de coloración azul con manchas negras, mientras que las hembras son polimórficas: pardas, grises, verdosas o azuladas. En la Comunidad Valenciana, desde el nivel del mar hasta cerca de los 900 metros. Ampliamente distribuido por todo el Paleártico, faltando solo de Islandia.

Caballito poco exigente en cuanto al hábitat, aunque es característico de aguas estancadas, presentándose en todo tipo de embalses así como en balsas de riego, especialmente las más antiguas con fondos de grava que favorecen la presencia de vegetación sumergida y emergente. De todos modos, puede aparecer también en aguas corrientes.

En Pinoso, apenas unos pocos ejemplares observados en las proximidades de una vieja balsa de La Centenera, en junio de 2011, como ya comenté con la especie anterior, Erythromma lindeni. Desgraciadamente, desecada a partir de 2013, con la consiguiente pérdida de biodiversidad (desaparecen tres especies de caballitos en el término). De todos modos, de estas tres especies de caballito, Enallagma cyathigerum podría aparecer con más posibilidades en alguna otra balsa que los otros dos caballitos, pues se adapta relativamente bien a balsas más modernas con lechos de tela asfáltica. Así, por ejemplo, aparece en este tipo de balsas en la falda de la yeclana sierra del Serral, a muy pocos kilómetros de Pinoso, así como en alguna balsa del Hondo de Monóvar, situadas al pié del cerro del Calamote.

Otras observaciones se producen también en “graveras” de Yecla, alguna balsa idónea de Los Alhorines, el pantano de Almansa, así como en el embalse de La Pedrera y balsas de su entorno próximo. Asimismo, está presente en el embalse del Amadorio en Villajoyosa y rápidamente ocupa el pantanet de Relleu, con ocasión de intensas lluvias que llenen este pequeño embalse temporal.



Reservados todos los DERECHOS
Regreso al contenido